imagen portada

Abril 25, 2018
Concello de Ames


Carta Aberta do noso Coordinador Diego Montero

IMG 0070Mi nombre es Diego Montero, soy el coordinador del Fútbol Club Meigas, Escuela Deportiva de Fútbol Sala del Concello de Ames.

Una parte importante de mi trabajo consiste en establecer unos objetivos para cada un@ de los alumn@s de la escuela que dirijo, ayudar a los formador@s a enseñar a cumplirlos y al mismo tiempo supervisar el correcto funcionamiento de la Escuela.

Los objetivos que establecemos se dividen en comunes y específicos, los primeros se refieren a los que deben alcanzar todos nuestr@s alumn@s, los segundos, a los que establecemos especificamente para cada alumn@.

En nuestra escuela los objetivos comunes son fundamentales e irrenunciables, tod@s l@s que formamos parte del Club; directiv@s, entrenador@s, alumn@s, padres y madres, debemos enseñarlos y promulgarlos, bien sea a través de nuestras enseñanzas o de nuestro ejemplo.

Estos objetivos comunes son nuestros Valores: Compromiso, Responsabilidad, Humildad, Respeto, Igualdad, Autoestima, Amistad, Sacrificio, Exigencia, Compañerismo, Deportividad, Trabajo en equipo, ...

Es la enseñanza de estos Valores la que nos proporciona el carácter de Escuela y partiendo de ellos nos planteamos los objetivos específicos de la actividad, en nuestro caso el Fútbol Sala.

Nuestros entrenador@s y alumn@s deben demostrar estos Valores siempre que participen en cualquier sesión de la Escuela (sean actos oficiales, entrenamientos o partidos).

Para llevar a buen término una Escuela son necesarios muchos factores: pero los más importantes son: formador@s preparad@s, autocrític@s y motivad@s para un aprendizaje continuo y una dirección deportiva exigente y que comparta el proyecto y los objetivos a lograr.

Tras mucho tiempo desarrollando esta forma de trabajar y de enteder una Escuela veo que la mayor dificultad que se nos presenta en este proceso educativo es el momento del partido, donde nos encontramos con un factor que no podemos controlar.

El partido es para los niñ@s la sesión más especial, porque que sus familiares y amig@s irán a verl@s y animarl@s, ell@s se vestirán con la equipación de su equipo y en frente tendrán niñ@s desconocidos para ellos con los que jugar y divertirse.

Para los entrenador@s el día de partido es una sesión más, con los mismos objetivos que en los entrenamientos, en la que sus alumn@s tienen la oportunidad de poner en práctica sus avances en los objetivos específicos (regates, pases, tiros, etc) y en los objetivos comunes (respeto, esfuerzo, humildad, trabajo en equipo, etc)

Lamentablemente todas las semanas podemos asistir en los pabellones a partidos en los que los equipos tienen objetivos totalmente distintos, marcar la mayor cantidad posible de goles, ganar los partidos por encima de todo, etc, supeditando el comportamiento o participación de los jugador@s al logro de esos objetivos.

Aunque yo no comparta en absoluto esa forma de actuar, creo que solo se puede deber a falta de formación o de exigencia por parte de su coordinador, la acepto y la utilizo para nuestra propia formación, aunque solo sea para enseñar lo que nunca se debe hacer.

Pero me resulta especialmente doloroso cuando esta forma de actuar la observo en entidades que se autodenominan Escuelas, me parece de una catadura moral lamentable utilizar esa denominación sin tener ni la mas mínima preocupación por enseñar, me cuesta entender que un Club, Asociación o Sociedad Recreativa pueda dar tan poca importancia a la formación y preparación de sus niñ@s, pero tener la desvergüenza de denominarse escuela ..

Como ejemplo pondré el esperpento de partido que nuestr@s Benjamin@s vivieron el pasado fin de semana. Lo que debía ser una diversión, pues dos Escuelas disputaban un partido, se convirtió en una lamentable demostración de lo que nunca debe suceder en una cancha de fútbol sala.

El encuentro finalizó con el resultado 27 - 0, lo que representa un gol cada 89 segundos, eso si se jugasen todos los minutos, en tiempo de juego real, un gol cada 50 segundos aproximadamente.

La actitud del equipo rival llegó a ser tan incomprensible (presionando en el área contraria hasta el último segundo, ni un solo pase antes de marcar, tiempo muerto ganando de 20,...) que el árbitro, tras manifestar su incredulidad se ofreció a dar por finalizado el encuentro antes de cumplirse el mismo.

El público permaneció en silencio la mayor parte del encuentro, supongo que por la misma incredulidad que sentía el árbitro.

Al terminar el encuentro me propuse hablar con el director/coordinador de esa Escuela, para que me diese una explicación de lo ocurrido, si era posible. Busco la página web y facebook de la Escuela, buscando un responsable, pero ante mi sorpresa lo que me encuentro son numerosos artículos hablando de formación, educación, valores, ...simplemente lamentable.

Orgulloso de nuestra coherencia, sabiendo el trabajo que implica evitar el dolor por nuestr@s niñ@s, que les toca aprender el mal proceder padeciéndolo, y aunque ello l@s ayude a crecer, por momentos me enfado, y me canso de que estas situaciones no trasciendan más allá de un partido.

También forma parte de la educación deportiva que impartimos el aprender a gestionar la frustración

Harto de estos comportamientos me veo en la obligación de hacerlos públicos.

La coherencia define la diferencia entre lo que dices y lo que haces.
RAE (Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan)

Seamos coherentes.

Clubs Colaboradores

Imagen1

Logo Santiago Futsal

Logo MFS

Síguenos

facebook-icontwitter-iconyoutube-icon

Patrocinadores

Logo juguettos

Logo sisrecon

logo maphre

logo panaderia mazas

botalle outra

logo libreria lenda

logo a taboa

Logo Panaderia Luna

logo los angeles

 

 

 

 

logo mudega 

Actividades

Sin eventos

Directiva

Sin eventos